6 VENTAJAS QUE OFRECE EL BOMBEO SOLAR CON VARIADORES DE FRECUENCIA

En la actualidad, una gran parte de la energía que se produce en todo el mundo se destina a la utilización de bombas de extracción de agua. Los variadores de frecuencia para bombeo solar suponen una solución respetuosa con el medio ambiente, tienen una larga vida útil y sus costes de mantenimiento son mínimos, por no decir nulos. Además, pueden ser totalmente independientes de la red y no generan ningún ruido. Las aplicaciones más habituales son el riego y el suministro de agua.

Qué es un variador de frecuencia.

Los variadores de frecuencias, también conocidos como convertidores de frecuencia, son unos equipos que se colocan entre la fuente de alimentación, ya sean paneles solares, red eléctrica o grupo electrógeno y el motor, en este caso, la bomba.
Con el variador de frecuencia se regula la frecuencia de giro del motor eléctrico, ofreciendo exclusivamente la cantidad de electricidad necesaria, evitando desperdiciar la energía eléctrica, y mejorando, así, la eficiencia del aparato.

Componentes de un sistema de bombeo solar.

En los últimos años, el bombeo solar ha evolucionado considerablemente, incorporando cada vez nuevos componentes que optimizan el control durante todo el proceso, así como su eficiencia: sensores de control de estanque, de control de pozo seco, control de horarios, funciones remotas, etc.

Habitualmente, una instalación de bombeo solar consta de los siguientes elementos.

Fuente de alimentación:

Por lo general, un sistema de paneles solares suele cubrir las necesidades eléctricas de cualquier instalación de bombeo. Es muy importante que la instalación esté bien dimensionada y pueda cumplir con los requerimientos necesarios. Aun así, es recomendable contar con un sistema de backup de energía, por ejemplo, un generador, por si hubiera días de poca producción solar, o en caso de que no disponer de un sistema de almacenamiento de agua.

Bomba solar:

Pueden ser tanto de corriente continua como alterna, monofásica y trifásica. Podemos encontrar tres tipos fundamentales de bombas solares: sumergibles, de superficie o de piscinas (de estas últimas hablaremos en un post futuro).

  • Bomba sumergible: su gran capacidad de aspersión la hace especialmente indicada para bombear agua localizada a gran profundidad (puede llegar a más de 100m). Suele tener un diseño de cilindro alargado. En este caso, siempre recomendamos las bombas solares Grundfos, por su eficiencia y rendimiento. Además, cuenta con una amplia gama de productos, adaptándose a todas las necesidades.
  • Bomba de superficie: más indicada para bombear agua desde un pozo o balsa a altura media. Es capaz de crear un caudal de gran volumen, de manera que puede distribuir agua a una zona de gran superficie.

Variador de frecuencia o controlador:

Estos componentes son las piezas esenciales de una instalación de bombeo solar, ya que son los encargados de gestionar la energía que captan los paneles.

Ventajas del bombeo solar con variadores de frecuencia.

Las ventajas que aporta un bombeo solar con variadores de frecuencia son innumerables, pero a continuación os resumimos las más interesantes:

1. Fácil instalación.

Nuestros variadores de frecuencia son muy fáciles de instalar, ya que los preparamos para que solo sea necesario conectarlos a la fuente de energía y puedan empezar a funcionar sin ningún tipo de configuración posterior.

2. Ahorro.

Una de las grandes ventajas que proporciona el bombeo solar con variadores es la reducción de costes que supone para el cliente. El bombeo solar elimina los costes de combustibles asociados a los generadores eléctricos. Además, no requieren uso de baterías. Aunque se recomienda la utilización conjunta con un generador, solo será necesario de forma puntual en momentos de baja producción solar.

3. Eficiencia.

El riego solar con variadores de frecuencia garantiza la capacidad de mantener un nivel de extracción de agua constante, aumentando la eficiencia del riego y la productividad de los cultivos y garantizando la efectividad de extracción de agua en el caso de pozos con poca capacidad de recuperación, gracias a su extracción constante.

4. Automatización.

Los sistemas de riego solar con variadores pueden instalarse en cualquier ubicación. Además, en Inversolar creamos cuadros de bombeo solar que permiten automatizar y monitorizar los procesos de riego. De esta manera evitamos que el agricultor tenga que desplazarse de manera continua hasta la localización del pozo para comprobar o modificar el estado actual del bombeo.

 

5. Sostenibilidad.

El hecho de trabajar con energías renovables supone una de las ventajas más importantes, ya que es imprescindible garantizar la sostenibilidad de los recursos del campo y, con ello, el futuro de las próximas generaciones.

6. No requiere mantenimiento.

Al contrario de lo que suele ocurrir con otros métodos generadores de energía que se suelen utilizar en los sistemas de extracción de agua, el bombeo solar no requiere prácticamente mantenimiento.

7. Durabilidad.

Los equipos fotovoltaicos, así como los componentes de los cuadros de bombeo solar, tienen una excelente durabilidad.
Con todo ello podemos concluir que invertir en un sistema de bombeo solar con variadores de frecuencia es invertir en tranquilidad y eficiencia.

Anímate a dejarnos tu experiencia con variadores de frecuencia y bombeo solar en los comentarios y crea comunidad con nosotros. Estaremos encantados de leerte.

    Escribe tu comentario

    Your email address will not be published.*

    Abrir chat
    ¿Te podemos ayudar?