COMPENSACIÓN POR EXCEDENTES EN AUTOCONSUMO – TODO LO QUE NECESITAS SABER.

Hablar de autoconsumo es cada vez más habitual en la sociedad. Esto se debe a que el autoconsumo fotovoltaico es una solución muy económica que ofrece una gran comodidad y un ahorro energético considerable, que trae consigo, también, un ahorro económico de hasta un 50% en la factura de la luz. Este porcentaje puede verse incrementado en las estaciones con mayor número de horas de luz solar.
Hace unos años, existían numerosas trabas que dificultaban la instalación de placas solares en los hogares. Pero en 2019, gracias al Real Decreto que se aprobó en abril, las condiciones necesarias para poder instalar un autoconsumo se actualizaron, permitiendo que los excedentes generados por la energía solar pudiesen verterse a la red y obtener, a cambio, una compensación económica.
Esta normativa, junto con la derogación del impuesto del sol, permite un gran avance hacia la energía solar y el autoconsumo fotovoltaico en nuestro país, así como el resto de las energías renovables.

¿Cuáles son las nuevas medidas que afectan al autoconsumo?

1. Regulación del autoconsumo colectivo.

Esto implica que las comunidades de vecinos puedan beneficiarse de la instalación de autoconsumo fotovoltaico en sus hogares.

2. Compensación de excedentes.

La última actualización de esta normativa permite verter a red los excedentes de energía producidos y, además, la empresa comercializadora puede compensar económicamente a los consumidores.

3. Simplificación de trámites.

Los trámites se han visto simplificados gracias a la eliminación de impuestos y a que ya no se requiere un segundo contador en la vivienda, entre otros.

4. Anulación de límites en la potencia instalada.

Antes, la potencia contratada debía ser superior a la disponible en el generador, pero actualmente esto ya no es necesario.

Aparte de esto, se han establecido dos modalidades que explicaremos a continuación: Autoconsumo con excedentes y sin excedentes.

¿Qué quiere decir verter excedentes?

Antes de comenzar a explicar los diferentes modelos de autoconsumo, es necesario saber que significa exactamente verter excedentes a la red. Este término hace referencia a la energía solar que ha generado nuestra instalación, pero que no hemos llegado a consumir. Esta energía sobrante podemos almacenarla en baterías o verterla a la red para recibir una compensación económica.

Modalidades de autoconsumo:

Sin excedentes.

Los autoconsumos sin excedentes incluyen dispositivos que no vierten a red, es decir, cuentan con un sistema anti-vertido o de vertido cero, esto impide que los excedentes de consumo de energía vayan a la red y, por tanto, no se recibirá ninguna compensación económica.
Este tipo de autoconsumo tiene una tramitación muy sencilla, ya que no tiene que solicitar permisos de acceso y conexiones.
En caso de que hablemos de una instalación de autoconsumo sin excedentes procedente de una comunidad, se podrá optar a la compensación de excedentes, acordando entre los propietarios el reparto de excedentes que recibirá cada uno y trasladar dicha información a la empresa comercializadora.

Con excedentes:

En este tipo de instalaciones se pueden aprovechar los excedentes que no hemos consumido y verterlos en la red eléctrica. Dentro de esta categoría, hay otras dos:

Autoconsumo con excedentes sin compensación.

En esta modalidad, entran aquellas instalaciones que no puedan acogerse a compensación o, que simplemente, decidan no hacerlo. La energía generada que no sea consumida será vendida en el mercado eléctrico sin que exista límite de vertido al mes. Es necesario registrar la instalación como productora de energía eléctrica.
Este camino es bastante complejo para el cliente medio, ya que, al no ser un gran productor, no recibirá el mejor retorno de la inversión.

Autoconsumo con excedentes con compensación.

En esta otra, la energía producida no consumida se vierte a la red de forma que el valor de esa energía excedentaria se compensa al consumidor a un precio acordado previamente por la comercializadora de electricidad con la que tenga contratada la luz. Para poder acogerse a esta modalidad se deben cumplir una serie de requisitos que aparecen en la web de red eléctrica, a continuación te las resumimos. Esta instalación requiere de menos trámites para su legalización por lo que es ideal para el usuario doméstico.

Requisitos para acceder a la compensación por excedentes:

  • La potencia total instalada no podrá superar los 100 kW.
  • La fuente de energía debe ser renovable.
  • La instalación de producción no puede estar sujeta a un sistema retributivo adicional.
  • El usuario o consumidor deberá registrar únicamente un contrato de compensación de excedentes de autoconsumo.
  • El consumidor deberá inscribir solamente un contrato de suministro para consumo asociado y otros consumos auxiliares con una comercializadora.

Trámites necesarios para acceder a la compensación:

Los trámites administrativos pueden ser a nivel estatal o por comunidad autónoma, o incluso a nivel local. Además de ello, debemos tener en cuenta los tramites con nuestra compañía distribuidora energía eléctrica.
En esta guía puedes encontrar bien detallados todos los trámites necesarios para realizar la instalación.

¿Cuál es el precio por dicha compensación?

Algo que debemos tener claro es que el precio de la energía excedente que hemos generado a través de nuestro sistema fotovoltaico siempre será inferior al que hemos contratado en la red eléctrica tradicional. Actualmente, el precio de la energía sobrante suele rondar entre los 4 y 5 céntimos por kWh vertido. Este precio es transparente y se puede consultar aquí.
Gracias a esta compensación, podemos conseguir un ahorro anual entre el 60% y 70% en la factura de la luz, reduciendo también el periodo de amortización de nuestra instalación.

 

Esperamos que esta guía te sea de utilidad.

Anímate a dejar tus consejos y experiencias en los comentarios y crea comunidad con nosotros.

    Escribe tu comentario

    Your email address will not be published.*

    Abrir chat
    ¿Te podemos ayudar?