VENTAJAS DE LOS MÓDULOS DE CÉLULA PARTIDA.

paneles-solares

El sector fotovoltaico es un sector en el que la innovación es continua, con el objetivo de ofrecer las mejores soluciones en cuanto a tecnologías novedosas y eficientes. Actualmente, una de las innovaciones tecnológicas que destacan el sector fotovoltaico son los módulos de célula partida o Half- Cell. Sin duda, este tipo de módulos son uno de los factores que más han contribuido a la viabilidad técnica y económica de las instalaciones de energía solar. A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber sobre ello.

 

¿En qué consiste está tecnología de módulos de Célula Partida?

Un módulo de células partidas es, en su concepción más básica, aquel que está formado, simplemente, por células fotovoltaicas de silicio cristalino, las cuales han sido partidas (generalmente, en dos mitades de igual tamaño), antes de ser colocadas en la cubierta posterior del módulo con una configuración de conexión en serie y paralelo distinto al habitual. Aunque las células o celdas son las mismas, aportan multitud de beneficios a nuestra instalación.

Figura 1: Esquema de dos módulos de 60 células (izquierda) y 120 subcélulas (derecha). El modelo de half-cell tiene el doble de substring que el convencional, lo que reduce el impacto de sombras parciales en la producción.

Ventajas de los módulos de Célula Partida o Half-Cell:

Las células de medio corte son, sin duda, la forma más eficiente de rentabilizar paneles solares. Todo ello, gracias a las siguientes ventajas:

Corriente.

La corriente en la célula se reduce a la mitad a medida que se divide en dos partes, y con ello, las pérdidas por resistencia térmica también se reducen. Como resultado, la potencia de salida del módulo solar con tecnología half-cell es 5-10W más alta que un módulo con las células de tamaño completo del mismo tipo.

Temperatura.

Un módulo con este tipo de tecnología puede reducir el daño del efecto hot-spot (punto caliente) de manera efectiva, porque la temperatura del punto caliente en un panel solar de célula partida es de 25 ℃.

Sombras.

Los paneles de célula partida cuentan con dos series de strings conectadas internamente (en dos cajas de conexiones con filosofía double panel) que dividen en dos mitades la producción. De esta forma, las sombras o pérdidas puntuales por factores medioambientales que afecten únicamente a una parte del panel se ven mitigadas evitando la pérdida total de su producción.

Eficiencia.

En los paneles con tecnología Half-Cell, las células se pueden disponer de forma más cercana, aprovechando mejor el tamaño del panel. Sumando el efecto de mayor rendimiento se logra una mayor eficiencia por panel respecto al uso de células completas.

Durabilidad.

Al ser cada unidad de generación más pequeña se reduce el estrés mecánico de cada pieza, minimizando el riesgo de microfisuras y evitando, de nuevo, posibles puntos calientes dentro del módulo.

En definitiva, la tecnología para procesar células cortadas con el mejor rendimiento y reducir el riesgo de roturas en el proceso de fabricación requiere equipos de alta precisión. Un fabricante que apuesta por la tecnología de células cortadas está apostando por la calidad y rendimiento en su manufactura. Además, está contribuyendo a la tranquilidad de los propietarios de las instalaciones en el largo plazo, pues con ello está reduciendo los riesgos de sufrir efecto de puntos calientes.
Nuestra experiencia como distribuidores mayoristas, nos hace apostar por las diferentes tecnologías que han ido evolucionando a lo largo del tiempo, tecnologías que permiten el perfeccionamiento de los paneles solares. Por ello, contamos con una gama de paneles solares que poseen la tecnología Half- Cell de la mano de fabricantes líderes a nivel mundial.

    Escribe tu comentario

    Your email address will not be published.*